FANDOM


Gargantum
Información Biográfica
Especie Jiralhanae
Género Masculino
Información Militar
Rango
Información Cronológica y Política
Era Guerra Humano-Covenant
Afiliación Covenant
[Como usar esta plantilla]

Gargantum fue un Jiralhanae Cacique y Maestro de Nave de la Fragata Covenant Twilight Compunction. [1]

BiografíaEditar

Instalación 05Editar

Él estaba a bordo de su nave durante la Batalla de la Instalación 05 y cuando el Gran Cisma estalló, tomó el control de varios otras naves controladas por los Jiralhanae en la Segunda Flota de Claridad Homogénea y los llevó a atacar a las naves Sangheili. [1]

Su nave, junto con la Tenebrous, intentaron atacar a una nave de los Sangheili, el Incorruptible, pero el ataque se detuvo cuando la Tenebrous fue destruida por el Incorruptible y la Twilight Compunction fue atacada y dañada por el Carguero Sangheili Lawgiver[2]

La PersecuciónEditar

La nave de Gargantum, junto con la Revenant y otra Fragata, siguieron al Incorruptible mientras trataba de escapar. Cuando el Destructor Bloodied Spirit salió del desliespacio cercanamente, Gargantum lo llamó y descubrió que estaba controlado por un equipo de Spartans. [3]

Él envió una Fragata a atacarlo, [4] pero mientras sus fuerzas se dividían, la Revenant fue destruida por el Incorruptible. Entonces, Gargantum tomó sus dos naves restantes para perseguir al Bloodied Spirit. [5]

CuriosidadesEditar

  • Curiosamente, su nombre no contiene el sufijo "-us" que normalmente significaba la adultez en la cultura Jiralhanae. Esto probablemente indica que los Jiralhanae de distintas áreas o tribus podían utilizar diferentes sufijos (aunque "-us" aún es claramente el más utilizado). Más evidencia de esto viene del Jiralhanae Cacique Parabum, quien compartía este inusual sistema de denominación.

Lista de AparicionesEditar

FuentesEditar

  1. 1,0 1,1 Halo: Los Espectros de Onyx, página 192
  2. Halo: Los Espectros de Onyx, página 195
  3. Halo: Los Espectros de Onyx, página 223
  4. Halo: Los Espectros de Onyx, página 225
  5. Halo: Los Espectros de Onyx, página 229